Google+
Enfermedades de la piel que sufren las mujeres
Lentigos en el cutis, rostro enrojecido e irritación son algunas de las molestas enfermedades faciales en las mujeres, problemas muy frecuentes para nosotras.

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que usualmente afecta el rostro.  Se enrojece el cutis de forma persistente y aparecen vasos sanguíneos dilatados o granos parecidos al acné que en realidad se llaman pápulas o pápulo-pustulas. Las que más sufren de rosácea son mujeres que tienen piel clara de entre 30 y 50 años que tuvieron acné durante la juventud.

Según la gravedad se recomienda el uso de antibióticos, cremas que reducen el tamaño de los vasos sanguíneos o algún tipo de láser o luz.

La exposición continua a los rayos del sol producen un daño en la piel que se manifiesta de diferentes maneras, la más evidente son manchas oscuras llamadas lentigos, estos llegan con la edad. Son una alarma que refleja la acumulación de horas que pasas expuesta al sol, esto hace que la piel envejezca mucho más rápido y aparezcan las arrugas.

En este caso es mejor prevenir que lamentar así que evita la exposición al sol en horas donde se proyecta con más fuerza y utiliza protector con SPF alto todos los días.

La dermatitis de contacto es cuando tu piel se enrojece y se inflama tras el contacto con una sustancia específica, la más frecuente es el sulfato de níquel que contienen algunos pendientes comunes en las mujeres. Otras sustancias como los perfumes, conservantes cosméticos y tintes para el cabello.

Evita el contacto con las sustancias que pueden dañarte y acude con tu médico cuando notes que estás siendo víctima de la dermatitis.

Es importante que estés al pendiente de pequeños cambios en tu piel para que puedas prevenir toda clase de enfermedades.

¿Cómo cuidas tu piel? 

Fuente: U.S. Department of Health and Human Services