Google+
Tónico en la rutina de belleza
Se debe usar como un básico dentro de la rutina de belleza, por las mañanas y las noches. Después del desmaquillante y antes de poner crema hidratante. El tónico va a refrescar tu piel, hidrata, cierra los poros restablece el pH y prepara el cutis para cualquier tratamiento posterior.
 
Su efecto tonificador ayuda a aumentar el riego sanguíneo en la cara por eso rejuvenece y revitaliza. No se puede sustituir por un agua micelar pero tiene más vidas. Lo puedes usar para rehidratar la piel a mitad del día incluso sobre el maquillaje.
 
Se puede aplicar de diferentes maneras dependiendo de la presentación que lo adquieras, empapando un algodón y extendiendo con movimientos circulares por el rostro cuando es líquido.
 
Para la presentación en spray solo es necesario rociar sobre el rostro para tener una sensación refrescante. Puedes extender el tónico haciendo presión con las palmas de las manos sobre la piel para lograr que penetre mejor.
 
Guarda el tónico en el refrigerador para darle un plus de frescura a tu rostro en cada uso.
 
¿Qué tanto cuidas tu piel?